domingo, 19 de marzo de 2017








MI ALMA ES CISTERCIENSE SE REGOCIJA

 

Gran alegría visité los dos monasterios mas importantes de Aragón Veruela y el de Piedra sentí una voz envuelta en el eco de los cantos a la Virgen de san Bernardo mantos blancos y vida austera y el recorrido de la recompensa fue una gracia divina porque hace unos años publiqué "Viva Claraval elogio de la vida contemplativa".  Mis sugerencias no cayeron en baldío. Parece que las ideas que difundí en aquel texto fuewron la semilla de un fruto que ahora florece. El Cister es templario. Defendió la fe con la oración y con la espada. Fue la orden más importante de la Edad Media. En poco más de treinta años san Bernardo edificó cerca de quinientos monasterios -hecho milagrosa- en el viejo continente desde Inglaterra hasta Polonia. Trajo consigo el arte cisterciense y la formula de divinización de Dios a la francesa. Veruela y Piedra son ahora cenobios muy visitados reconstruidos y de una gran belleza. Ojalá vuelvan de nuevo los monjes blancos. Para mayor gloria y defensa de la Iglesia. Con lo que quiero decir que la SRI que tenemos no me gusta, se ha desviado en planteamientos heréticos



















































































No hay comentarios: