miércoles, 22 de junio de 2016

EXCLUSIVA NOTICIA: EL ACUEDUCTO DE SEGOVIA ES DE LA EPOCA DE AUGUSTO


Aqueduct of Segovia 02.jpg


 EL ACUEDUCTO DE SEGOVIA: ES OBRA DE AUGUSTO COMENZADA EN TIEMPOS DE SU TÍO CÉSAR

 

Un periodista viene a ser un zahorí que practica las viejas artes de la rabdología o rabdomancia. Su varita de virtudes es la pluma, cierta intuición adobada de acumen. y a lo que voy: No existe una fecha exacta de su construcción, porque la lápida del edículo dedicado al dios en la parte posterior del arco mayor de los 167 que conforman el impresionante edificio, se encuentra borrada.

Pero allí había una figurilla que los niños de mi generación decíamos que era el diablo pero puede tratarse del divino "sebastos" con que los romanos designaron a Cesar Augusto cuando construyó el Ara Dei de Roma lo componen aunque se vino atribuyendo a los emperadores Nerva y a Trajano de origen español.

Sin embargo he descubierto que la magnífica mole se tiene en pie sin argamasa —angulares de granito injertos en hierro fundido— desde fecha anterior.

Acaso, Julio Cesar que acampaba sus huestes en los aledaños de Coca y que reclutaba a sus manipulos entre las tribus de arévacos y vacceos dominados en Segovia fuera su constructor.

Los mejores soldados de la Legio VII se acuartelaban por estos pagos y fueron los que entraron en las Galias y desembarcaron en Britannia.

Existe aun una piedra colocada como mampuesto en la parte sur de nuestra muralla, justo debajo de las almenas que dan al colegio de las Madres Jesuitinas, que debió de ser un hito miliar o monumento funerario a un tal Juvenal y es un tal Juvenal, decurión, el que inicia el asalto a los blancos acantilados de Dover. Según se relata en la obra de Julio Cesar en "De Bello Gállico"

Está probado que la Legión VII Gémina o Duplex (porque la integraban divisiones y manípulos procedentes de Oriente y Occidente, era una legión mixta, peleó también en el Helesponto lo que hoy es  Rumania), o leonesa, también Asturica, operó en la campaña de Inglaterra dirigida por Julio Cesar. Consta, asimismo, que Octavio Augusto estuvo al mando de los ejércitos de su tío durante las guerras en Hispania.

Los que hemos estudiado algo de la maravillosa historia de Roma sabemos que aquel emperador que pacificó el mundo y en cuyo tiempo nació Nuestro Señor Jesucristo se caracteriza por esa "cupiditas aedificandi" o afán arquitectónico del más grande de los césares. Trazó calzadas y vías de comunicación a lo largo y a lo ancho del imperio, el que más. Elevó acueductos, termas, coliseos, circos, anfiteatros, al tiempo que desbarataba conjuras y extendía los dominios de Roma desde Hibernia hasta Armenia, sometiendo a Germania y a Panonia. El ladrillo, la pala arenera y la llana fueron las bases del esplendor del imperio, así como el restablecimiento del antiguo culto a los dioses.

Aparte de eso, sus dos grandes cónsules Agripa y Mecenas protegían a escritores y poetas como Horacio, Virgilio, Propercio, y su hijo Tiberio se encargaba de organizar los censos. En uno de esos censos o mandatos de empadronamiento tuvo lugar el nacimiento de Jesús en Belén.

Su esposa Livia que debió de ser una gran mujer promulgó la ley Julia castigando el adulterio y el libertinaje y secundó esa época de esplendor y buen gobierno que caracteriza a la paz octaviana.

Augusto prohibió que se le adorase como a una divinidad pero no pudo impedir la injerencia de las creencias y costumbres venidas del Asia Menor y de Egipto donde se rendía culto a los faraones, le alzasen imágenes en su honor invocando su protección. El Ara Pacis o altar de la paz tuvo en su origen la idea del emperador Augusto como la encarnación de un dios protector de la republica.

En Roma se le conocía bajo el apodo de "sebastos" término griego que quiere decir el divino[1]. Y un "sebastos" de escayola bastante desfigurado era la imagen que presidía la hornacina o edículo del acueducto que mira hacia el lado norte desde donde sopla el viento de Aquilón que es un viento inclemente, nefasto y destructivo que sopla de norte.

En el edículo de poniente hay otra estatua que es la imagen de la Virgen de la Fuencisla que aun mira y protege a los que pasean por el Azoguejo.

En definitiva, tengo para mí que el acueducto tiene que ver con el Ara Pacis de Roma y es un monumento a Cesar Augusto.

Ni Nerva ni Trajano construyeron tantas obras de infraestructura como su predecesor. Ambos emperadores carecían de la "cupiditas aedificandi" de Augusto y se enfrascaron en campañas militares para someter a los pueblos asiáticos.



[1] Es posible que el culto a san Sebastián sea una de las herencias de Roma que han quedado impregnadas dentro de la liturgia católica como reminiscencia de la adoración a las deidades ocultas

No hay comentarios: