domingo, 20 de noviembre de 2016

UNAMUNO ERA UN BUEN PENSADOR Y MAL ESCRITOR

Unamuno no es tan buen escritor como parece. Sus novelas no hay por donde cogerlas pero cría fama y échate a dormir. La fama de Unamuno se la dio el encuentro o desencuentro que tuvo en la unoversidad salmantina con el general Millán Astrain de donde salió bajo la proteción de los falangistas de la escolta de doña Carmen Polo de Franco. Un profesor mío de Retórica el P. Penagos que Dios guarde decía que Unamuno era " una mona " y no precisamente la Mona Lisa. Empecé a leer su libro sobre su mocedad en Bilbao y hube de dejarlo, que ya es decir porque mi afición a la literatura data de muy antiguo. Ahora los zelotes lo encumbran con una pelicula sobre su exilio en Lazarote. No estuvo mal aquel ostracismo porque seguía cobrando sus haberes catedráticos, pero resultó una bomba publicitaria. Desde entonces, desde Unamuno, García Lorca, Machado, Miguel Hernandez y otros, nos hemos convertido en metecos en esta España nuestra vocinglera, desmemoriada, descamisada, gobernada por un don Tancredo y una "little woman" que no alcanza ni el medio metro de altura. En fin, todo un esperpento. Unamuno era una mona. Mal poeta, los versos no cuadran y no tenía oído para percibir la música que ha de acompañar a la prosa. No le niego la categoría de pensador. Su mejor frase:  "vivimos en un país de rencores" Gran verdad mientras miro para el cuadro de "Los Borrachos" de Velazquez

No hay comentarios: