sábado, 18 de marzo de 2017

LEYENDO A RAMIRO DE MAEZTU











RAMIRO DE MAEZTU

 

Henchido de españolía como vengo reflexiono sobre un libro que debiera de ser vademécum para nuestros políticos y escritores de Ramiro de Maeztu "Defensa de la Hispanidad", después de orar ante el altar de la Pilarica.

Don Ramiro, vosotros no sabeis por qué me matais yo sí que sé por las ideas que muero les dijo a sus esbirros antes de caer fusilado en una zanja de Paracuellos noviembre del 36, maneja un conjunto de ideas proféticas que se adscriben al mundo en crisis de ahora mismo.

Dice, por ejemplo, citando a un profesor arabista inglés amigo suyo de Oxford, que el Islam es la anulación completa del yo mientras que España a lo largo de los siglos defendió la libertad personal y la capacidad del individuo en su elección entre el bien y el mal. Islam es el participio de un verbo que significa sometido y muslim es el infinitivo de dicho verbo irregular en su conjugación y que explaya la idea de sumisión fatalista a los principios del Alcorán.

La historia de España constante pugna fue contra la barbarie en favor de la cultura y la tolerancia. Todo lo contrario a la paráfrasis de los hispanófobos y al tizne de la leyenda negra a través de la masonería. Ciertamente, nuestra formación como pueblo se fraguó en su lucha por la Cruz frente al Candelabro y la Media Luna. Un hecho innegable. al revés que la Commonwealth la hispanidad no es un concepto utilitarista sino espiritual.

A españoles e hispanoamericanos unidos por el mestizaje del blanco el negro y el indio nos une el esquema de vida trazado en el Evangelio. Maeztu falla en algunos de sus dictámenes pero "lo clava" en otros; verbigracia, en el análisis que hace de los españoles en su papanatismo extranjerizante (muchos de sus escritores y artistas se sienten desterrados en su propia patria) el desconocimiento de su historia. Canovas primer ministro comentaba desalentado: "se es español cuando no se puede ser otra cosa" y Joaquín Costa diagnosticaba nuestros males como una cuestión de escuela y despensa. ¿Por qué los filipinos pese al fusilamiento de Rizal por el general Polavieja, espadón inculto, bautizan a sus hijos con nombres católicos y conservan sus apellidos cristianos? ¿Por qué Rubén Darío poetiza a la hispanidad y escribe su obra tratando de defender los valores castellanos frente a la invasión yanqui que no ha conseguido domeñar a aquellas repúblicas? quizás Canovas poco antes de que le metiera plomo en el cuerpo con una bala asesina el anarquista Angelillo desconocía que ser español es una cosa muy seria y que España saqueada y destruida por sus reyes y jefes de gobierno sale airosa de las embestidas de su historia y quizás sea una nación indestructible. Todos roban y a pesar de lo que dice el refrán el que mucho quita y nada pon pronto llega al hondón por lo que se ve el cajón debe de ser muy profundo e inagotable. Y ahora me dan ganas de bailar una jota con esta letra:

El Ebro he de cruzar

para ir a Zaragoza

que allí me espera una moza

a la que voy a desposar

Te quiero

Te quiero y te lo puedo jurar

Que por tu amor me muero

María del Pilar

No hay comentarios: