sábado, 9 de abril de 2011

GONGORA DEDICA A UN CABALLERO QUE ESTANDO CON SU DAMA NO PUDO CUMPLIR

A MARFISACon Marfisa en la estacada










Entrose tan desguarnido







Que su escudo aunque hendido







No pudo rajar la espada







No se vio en trance tan crudo







Ni vuestra vergüenza pudo







Cuatro lágrimas llorar







Siquiera por dejar







De orín tomado el escudo