miércoles, 8 de marzo de 2017

LAZARO DE TORMES NO PUDO HABER NACIDO EN CUENCA LA CIUDAD DE LA INQUISICIÓN

AHORA RESULTA QUE EL LAZARILLO ERA DE CUENCA Y A MÍ ME HA SALIDO COMO A CERVANTES UN AVELLANEDA. TOCATE LOS COJONES
 


¡Pobre Lazarillo! Con tantos padres putativos a su progenie no encuentra. Pero esa orfandad es una nueva judiada de la prensa oficial, de los instalados, de los que cobran del momio. los hijos de la filatería oficiosa que nada tiene que ver con el verdadero periodismo. Han vuelto los inquisidores y a la cultura española le crecen los enanos debajo de la axila.


a mi libro "ANDRÉS LAGUNA ESCRIBIÓ EL LAZARILLO. EN SEGOVIA NACIÓ LA NOVELA PICARFESCA" le salió un apócrifo con Don Quijote de Avellaneda. Una señorita a la que tengo el gusto de desconocer dice que fue Fernando Valdés. Eso es imposible porque en Los diálogos de la lengua del autor conquense se contienen herejías contra la santa iglesia mientras en Laguna hay una crítica a las costumbres depravadas de cierta clerigalla pero no se atenta contra el dogma. Ni en Viaje a Turquía ni el Crotalón obra dialogada o peripatética, doctoral toda vez que humorística se da tal circunstancia. Y es que estos podemitas inanes a los que jalea el ínclito Raúl del Pozo en su columna de ayer no tuvo la gallardía de mentar mi libro y eso que nos conocemos desde años ha y hasta me regaló una botella de Vega Sicilia que abrieron mis hijos estas navidades con motivo de la salida de tórculos de mi obra y estaba acedo comentaba que una chica de Cuenca había escrito cito mamotreto atribuyéndole la autoría de Lázaro de Tormes a Fernando Valdés. Imposible. No cuadran ni el estilo ni las fechas. Por lo que respecta a Luis Vives cuyas obras me he leído y una de ellas "Instrucciones de la mujer cristiana" sería hoy quemada por las feministas, el único punto de apoyo para avalar tal suposición sería la publicación de "La vida de Lázaro de Tormes y de sus adversidades" Amberes 1554 y Vives vivía en Brujas pero el doctor Laguna tambien residía en Flandes por tales calendas.


 El estilo melifluo del valenciano exilado nada tiene que ver con la garra del segoviano que hablaba el lenguaje de los perailes tundidores y cardadores y picaros que pululaban bajo las arcadas del Azoguejo segoviano.


Otra infamia que trisca en la tralla de don Raúl del Pozo (el que le arrimaba las putas a Emilio Romero y es ahora amigo íntimo del jefe de los espías del CNI) cuando vierte la especie de que el padre de Vives fuera quemado por la Inquisición. la inquisición precisamente tenía su sede en Cuenca de donde es Raúl del Pozo.


Allí obispaba antes de ser preconizado a la silla arzobispal de Sevilla el inquisidor Valdés el  famoso asturiano, el que incoa el proceso al Primado Carranza, y que era algo pariente del autor de "Diálogos de la lengua", el erasmista conquense. Esto es; que me ha salido un interpuesto, un apócrifo, un hijo fornecino por parte de aquellos que quieren situar el origen del Lazarillo en la parte de Cuenca llamada la provincia del crimen a causa de un homicidio famoso que se cometiera allí en la pasada centuria y tambien porque allí los reos del Santo Oficio eran ajusticiados por los inhiestos quiero decir por los mismísimos cojones, de las peñas grajeras o arrojados desde los balcones de las casas colgantes según me contó a mí una vez don Federico Muelas.


Un poco de rigor, señores, seamos serios. Que les den a todos... jalea real.








No hay comentarios: