martes, 25 de enero de 2011

JOVENES ASPIRANTES A UN PULITZER


Relajemosnos y pensemos que la vida es bella y merece ser captada en imagen y fotografiada en palabras y he aquí estos niños, que no son otgra cosa que lo que más quiero en el mundo, mis hijos, que ya siendo unos guajes tal vez imitando al padre, al cual vieron con una cámara al hombro desde pequeñitos, eran unos aspirantes a los premios pulitzer, y yo se los daría. Las fotos fueron tomadas en Asturias en 1979. Al verlas ahora me parecen conmovedoras