domingo, 15 de enero de 2017

el alma de las cosas, en la contratapa


MONTAÑAS DE AZUCAR

 

Montañas de azúcar (zuckerberger) el alma de las cosas está en la contratapa. Busco a los fideicomisos de la esperanza pero se esfumaron la gente se apretuja en el autobús. Y un loco pegando palos por Embajadores cambié de acera por si acaso domingo claro vísperas de san Antón empiezan a cacarear las gallinas pues por san Antón la gallina pon y un clérigo de sonrisa meliflua meterá los perros en la iglesia guau guau. Periodo vacante en la iglesia. Con dos papas y voy a Peñiscola a poner flores en la tumba de Benedicto xiii mientras su sucesor canta con los monjes en el recinto abscondito. Toma la variante. La realidad me desborda y me confunde. No soy el rey de las redes sociales me duele un poco el alma. Escucha la melodía del gran organista de la información. Os vigila el gran hermano. Ladran los perros lejanos a las potentes lunas de enero. Ellos, mejor que los humanos, alaban tu poderío y tu grandeza, Señor. Me encalma el silencio de la noche sagrada. A lo lejos la Montaña de Azúcar, el Pan de Trigo, Peñalara, cubiertos de nieve flor de la pureza en la noche clara.

No hay comentarios: