miércoles, 13 de julio de 2016

EL BALILLA DEL PADRE DE MI AMIGO AURELIO QUINTANILLA






AURELIO QUINTANILLA FISAC CARTA A UN SEGOVIANO AMIGO

 

Navegando por Internet y saqueando el gran archivo en pdf que tiene nuestro querido Adelantado de Segovia, me he encontrado con una carta replica a un artículo que usted señora directora tuvo la amabilidad de publicarme sobre el cambio de nombre de la calle Fernández Ladreda, un asturiano que fue gobernador civil de nuestra ciudad años ha. según parece a mi amigo de juegos de infancia no le pareció bien que sacara a colación tales recuerdos y la alusión a aquel magnifico automovil Fiat 505 con los asientos de respaldo de cuero y tres marchas. Sólo había tres en la ciudad y uno era el de su padre, otro de un médico y el del coronel del regimiento. Aurelio viene de una familia aristócrata pero él se afilió al partido comunista. Él es rojo y yo no sé si soy azul pero nada tiene que ver la velocidad con el tocino. siempre sentí un gran afecto por mi compañero de terna. Lo respeto y lo admiro. Su hermano Miguel Angel catedratico en Salamanca y eminente lider del PSOE hizo mucho bien a mucha gente y los Quintanilla siempre tuvieron una aureola de respeto y de honor en aquella Segovia pequeñita. Un tio suyo fue el gran poeta segoviano Mariano Quintanilla y creo que la familia de su madre era de origen francés. Topdos ellos arquitectos e ingenieros de caminos 

Aurelio Quintanilla Fisac lleva razón.

Me ha podido el sentimentalismo porque recuerdo aquel Balilla que usaba su padre como instrumento de trabajo.

Me consta que hizo mucho por Segovia y su familia fue muy querida y su hermano catedrático en Salamanca ayudó a muchos ex seminaristas que buscaron trabajo. Querido Aurelio ¡qué alegría saber de ti! Tú fuiste uno de los mejores, de los más bondadosos e inteligentes, pues venías de una familia con mucha clase. Recuerdo a tu padre con las anteojos de concha y tu madre que iban a verte los jueves a traerte el "talego" de la muda al seminario.

Es posible que el cambio dio el mundo a lo largo de estos años que nos tocó vivir nos hayan cambiado pero el corazón y los afectos y aquellos entrañables recuerdos de infancia tal vez sean los mismos. Tú estás donde estás. Eres un hombre honesto de izquierdas que has laborado y sufrido mucho por Segovia. Yo no soy ni de izquierdas ni de derechas, un simple plumilla que trató de sobrevivir a los embates de las olas en el mar de borrascas de la vida.

Las ideas políticas son una cáscara un disfraz, a veces un circo, que nada tiene que ver con la amistad, la alternancia y la tolerancia.

Perdona si me pasé en el asunto del callejero pero en este país siempre estuvimos en danza colocando carteles de uno u otro signo. Dejemos que los muertos entierren a sus muertos. Lo que necesitamos es vivir porque comprender es perdonar.

Me dijeron que estuviste un poco pachucho pero que saliste con bien de una operación. No sé si será verdad, pero me alegro profundamente. Tú fuiste uno de los mejores de aquella promoción. Recibe un abrazo muy fuerte. Da recuerdos a Tomás Virseda y a todos los que anden por ahí.

No hay comentarios: